A mi pequeña yo narra la historia de Martina, víctima de abusos sexuales en la infancia. Una historia que comenzó siendo única pero que nace siendo colectiva. Una historia que comenzó siendo solitaria y muda, pero que termina aquí: colectiva y nuestra.

Es una novela, un cuento de terror, un relato de superación, un cuaderno de memorias, un diario secreto. Para otros, para vosotros, espero que sea una mano amiga, un espacio seguro, un consuelo nocturno, un abrazo o una palabra de ánimo.

Que sea un grito de guerra unísono y que proteja la infancia por encima de todo. Es mi granito de arena por un futuro mejor.